Análisis Estético Rehabilitación Estética En Prostodoncia by Mauro Fradeani

By Mauro Fradeani

Show description

Read Online or Download Análisis Estético Rehabilitación Estética En Prostodoncia Fija Volumen I(Spanish) PDF

Best spanish books

Sellos postales `98. 1856-1998. Suplemento de los Sellos Postales Argentinos 1998-1995

В каталог вошли подробные описания разновидностей, качественные цветные изображения и ценовую оценку почтовых марок и маркированных конвертов Аргентины за период 1856-2000 годов. В данный PDF вошло два каталога Sellos postales #96;98. 1856-1998 и Suplemento de los Sellos Postales Argentinos 1998-2000.

Reparaciones y mantenimiento de la casa (Mantener La Casa A Coste 0) (Spanish Edition)

Mantener l. a. casa siempre perfecta y a su gusto es más fácil de lo que podría imaginar, y ahora conseguirá hacerlo usted mismo, sin complicarse los angeles vida. Ya no tendrá que invertir dinero en contratar a profesionales para mantener su hogar en perfectas condiciones y evitar o solucionar los distintos problemas que se suelen plantear en el día a día: podrá hacerlo usted mismo, y a coste cero.

Extra info for Análisis Estético Rehabilitación Estética En Prostodoncia Fija Volumen I(Spanish)

Example text

Es lo que suelen señalar los comentadores. Pero entonces no se cae bien en la cuenta de que sólo se recoge un elemento del símbolo, el elemento analógico de la entronización real, pero olvidándose del elemento al que hace referencia la «derecha de Dios». Es natural que todas estas ideas que acabamos de mencionar estén presentes en la aplicación a Cristo de este simbolismo. Pero todas ellas se subordinan a la idea fundamental de relación con Dios, expresada por la imagen de la derecha. En Pablo y en la primera carta de Pedro, este símbolo se aplica efectivamente ante todo en una perspectiva funcional, para afirmar y explicitar las funciones la actividad y el poder del Señor resucitado La carta a los hebreos los smoptlcoS y los Hechos ponen el acento en otro aspecto En efecto, en estos escritos se utiliza sobre todo el slmbolo para afirmar algo a propOSltO de la Identidad profunda de la condlclon y del caracter trascendente de la persona de Jesus 8 En estos pasajes sm embargo no desaparece por completo la perspectiva «funcional» 9 pero se subordina de buena gana a la perspectiva «ontologlca» 10 En definitiva el significado en el orden de la funclOn resulta secundarla respecto al significado primordIal de la proxlmldad-comunlon con DIos Lo que tiene de peculiar el reinado de Cristo es que es un co-rrelnado una partlclpaclon en el señono de DIos Cristo rema (entronlzamlento), pero a la derecha de DIOS, slmbolo de un poder, pero de un poder recibido y compartido En una palabra, lo que es primero y lo que se afirma ante todo a traves del slmbolo del asentamiento -asl como en el caso de los slmbolos del cielo y de la glorla- es una vez mas la Idea de comunlon con DIOs Cristo resucitado ha sido admitido a una comunlon con Dios y esta comUnlon ha tenido repercusiones tanto en el orden del ser (compartir la condlclon de DIos) como en el orden de la funclon (compartir el poder y el señono de DIOs) "Recibió vida por el Espíritu» Para dar cuenta de la condlclon del resucitado el Nuevo Testamento vuelve a apelar al lenguaje del Esptrltu, en adelante -se proclama- Cristo vive segun el Esptrltu Tamblen esta representaclon al parecer, se remonta a una epoca muy antigua, anterior a los 8 Compartir la condlclon de DIos (Mc 14 62 par) la condlclon de hiJo (Heb 1 3 s Mc 14 62 par) la de Cristo o meslas (Heb 1 3 s Mc 14 62 Hch 2 36) la de señor (Heb 1 Hch 2 36) 9 EJercICIO del mlnlsteno de la nueva alianza (Heb 8 1 10 12) del papel de defensor (Hch 7 55 s) presencia en la mlSlon (Mc 16 19 s) 10 Al compartir la condlclon y las prerrogativas de DIos Cristo puede derramar el Esplntu (Hch 2 33) conceder a los hombres la salvaclon y el perdon de los pecados (Hch 5 31) escritos paullnos En efecto, la encontramos en 1 Tlm 3, 16, un pasaje del que ya hemos Visto que presenta todas las caracterlstlcas de un himno (ritmo, eqUilibrio, Oposlclon y paralelismo de los miembros) y que produce ademas la Impreslon de un trozo añadido al contexto en que se mserta Por otra parte, en este pasaje la formula en el Esptrltu se encuentra en Oposlclon con la formula en la carne Pues bien esta misma oposlclon aparece en Rom 1, 3 s Y 1 Pe 3, 18, pasajes en los que hay muchos motivos para ver Igualmente una referencia a formulas antiguas ¿Que sentido tiene la Oposlclon esptrltu-carne y que nos dice a proposlto de Cristo resucitado?

15, 35) SI se presta atenclon a las Ideas expresadas en 1 Cor 15, 35-58, es pOSIble distingUir tres seccIones dentro de esta ultima parte, ademas de la aCClon de gracias y de la exhortaclon final (15 57 s) El cuerpo de la resurrección 53 2) Lo que hace esto posible es la intervención de Dios (v. 38). En efecto, «en :a concepción popular de I~ época, la germinación no es un proceso natural, SinO el resultado de una acción milagrosa de la divinidad» 3. Se da a entender que lo que Dios puede hacer con la semilla, también podrá hacerlo con el cuerpo.

Y SI uno llega a admitIrlo, ¿baja que forma podra revIvir? La respuesta de Pablo se desarrolla en dos tiempos La primera parte (15 1-34) se dirige al hecho mismo de la resurrecclon de los muertos y a su fundamento No, la esperanza Cristiana no es intercambiable por otra alternativa La resurrecclon de los muertos no puede confundIrse ni sustItuIrse por otra cosa Es toda la persona incluido su cuerpo la que tiene prometida un porvenir La segunda parte (15, 35-38) se refiere prinCipalmente al como de la resurrecclon Es precIso de todas formas excluir una VlSlon materialista de la misma El cuerpo de la resurrecclon no debe concebirse segun el modelo del cuerpo presente ReCOjamos brevemente cada uno de estos aspectos Reacción de Pablo (15, 1-34) En esta primera parte, Pablo desarrolla sucesivamente dos Ideas 1 El hecho de la resurrecclon de Cristo (15, 1-11 ) 2 El hecho, consecutivo de la resurrecclon de los muertos (15-12 34) Pablo recuerda en primer lugar el contenido esencial del evangelio Es el mismo que proclamaron Pablo y los apostoles y el que acogieron los cOrintiOS con su fe El comienzo y el final de la primera 45 secclOn (15 1-11) subrayan estos dos aspectos mediante el Juego de palabras yo (o nosotros) ¡vosotros "El evangelio que yo os predique ese que vosotros aceptasteIs » (v 1) "SI lo conservals en la forma en que yo os lo anunCIe, de no ser aSI fue tnutll que vosotros creyeraIs» (v 2) "Eso es lo que nosotros predIcamos yeso fue lo que vosotros crelstelS» (v 11) Estas afirmacIOnes, situadas en los dos extremos (15, 1-3a y 15 9-11) sirven de marco a la exposlclon central --en tercera persona- del contenido esencial del evangelio en los v 3b-8 AIII es donde Pablo repite el credo antiguo (v 3b-5) que ya hemos comentado en algunas ocasiones y que no hace mas que afirmar de modo paralelo los dos aspectos del misterio pascual muerte resurreccion 3b El meslas mUria por nuestros pecados, segun las ESCrituras, 4b ReSUCito al tercer dla segun las ESCrituras 4a Fue sepultado 15, 12-34: RESURRECCION DE CRISTO Y RESURRECCION DE LOS MUERTOS NOSOTROS NOSOTROS v 12-19 -«SI los muertos no resucitan » -Implicaciones para nosotros (yo y vosotros) EL EL v 20-28 Cristo resucito luego hay resurrecclon de los muertos v 1 -3a v 3b-8 El evangelio Cristo resucito v 9-11 Nosotros (yo y vosotros) ante el evangelio 46 Se apareclo a Cefas y mas tarde a los doce La aflrmaclon que Pablo qUiere destacar en esta formula tradicional es la del verslculo 4b "El meslas resucito», es facll darse cuenta de ello SI se observa que en la secclon que viene a contlnuaClon se repite continuamente esta aflrmaclon Viene luego la segunda parte (15 12-34) SI se admite que Cristo ha resucitado -y hay que admitirlo pues de lo contrario la fe se viene materialmente abajo- entonces hay que admitir la resurrecclan de los muertos El contenido de esta parte se ve articulado de la misma manera que el de la anterior O sea nos encontramos de nuevo con dos seccIones -nosotros (12-19 y 29-34) que sirven de marco a una secclon- el (20-28) Mas exactamente los v 12-19 Y 29-34 Intentan poner de manifiesto las consecuencias desastrosas que supone para nosotros o sea para los creyentes la negaclon de la resurrecclon de los muertos Los verslculos centrales (20-28) recogen por su parte la certeza de fe que se recuerda en los verslculos centrales (3b-8) de la secclon precedente y deducen sus Implicaciones QUlzas puedan aclararse mas las cosas con el siguiente esquema 15, 1-11: RESURRECCION DE CRISTO Nosotros (yo y vosotros) ante el evangelio 5 NOSOTROS NOSOTROS v 29-34 -"SI los muertos no resucItan » -Implicaciones para nosotros (yo y vosotros) ASI los v 12-19 demuestran en primer lugar las desastrosas consecuencias que acarrea la negaclon de la resurrecclon tanto para "nuestra predlcaclon» como para "vuestra fe» Este mismo mOVimiento de Ideas se repite dos veces El v 12 toma nota de la negaclon de los COrintios "No hay resurrecclOn» Luego los siguientes verslculos deducen las Implicaciones en dos etapas (v 13-15 y 16-19) Negaclon Impllcaclon principal 1 SI no hay resurrecclon de los muertos (v 13a) el meslas no ha resucitado (v 13b) a) nuestra predlcaclon es vacla (v 14a) y somos testigos falsos (v 15) b) vuestra fe es vacla (v 14b) 2 SI no hay resurrecclon de los muertos (v 16a) el meslas no ha resucitado (v 16b) a) b) c) d) Por tanto volvemos finalmente al punto de partida y nos da la Impreslon de haber recorrido un CI rculo En efecto los v 18 y 19 al afirmar que los muertos se acabaron y que es digna de compaslon una esperanza cuyos hOrizontes no van mas alla de esta vida demuestran una sltuaclon en la que no se cree en la resurrecclon de los muertos y se vuelve entonces al punto de partida (v 12) Es decir no hay resurrecclon de los muertos luego no hay resurrecclon de Cristo (v 16) no hay resurrecclon de Cristo luego no hay resurrecclon de los muertos (v 17-19) En la secclon sigUiente (v 20-28) se inVierte el mOVimiento del pensamiento No se va ya de la resurrecclon de los muertos a la resurrecclon de Cristo para demostrar que la negaclon de la primera lleva consigo la negaclon de la segunda Se pasa mas bien de la resurrecclon de Cristo a la de los muertos para demostrar que la aflrmaclon de la primera lleva consigo la aflrmaclon de la segunda Para expresar esta vlnculaclon entre ambas Pablo recurre a dos Imagenes sobre las que volveremos mas adelante Cristo resucitado constituye por una parte "el prtmer fruto de los que duermen» (v 20b 23b) Y por otra parte la contrapartida o el antltlpo de Adan (v 21-22) 1m pllcaclo nes derivadas vuestra fe es Ilusoria (v 17a) seguls en vue&tros pecados (v 17b) la muerte tiene la ultima palabra (v 18) nuestra vida es lamentable (v 19) Los v 23-28 Intentan situar mas "concretamente» las dos resurrecciones la de Cristo y la de los muertos Entre las dos se Inserta el Intervalo durante el cual Cristo resucitado ejerce su senono (v 25 «tIene que remar») Luego tendra lugar la resurrecclon de los muertos cuando la parusla (v 23b) que marcara la ultima etapa de la victOria de Cristo en efecto sera entonces cuando quedara vencida la muerte el ultimo enemigo (v 26) Despues de esta exposlclon central (v 20-28) se vuelve (v 29-34) a la problematlca COrintia que se evocaba en la primera secclon (v 12-19) "SI los muertos no resucItan » el v 29a recoge las formulas de los v 13a y 16a Y Pablo muestra de nuevo las consecuencias desastrosas que de ello se segulrlan aunque sin hacer intervenir en esta ocaslon la resurrecclon de Cristo como "terminO medio» del razonamiento En lugar de los tres termlnos -no hay resurrecclon de los muertos -no hay resurrecclon de Cristo -consecuencias para nosotros no tenemos mas que dos -no hay resurrecclon de los muertos -consecuencias para nosotros 47 con lo que el segundo termino (<

Download PDF sample

Rated 4.01 of 5 – based on 26 votes